El diábolo es un invento milenario de origen chino. Se utilizaba tiempo antes de Cristo para ahuyentar malos espíritus. Brunitus recupera este origen místico en su nuevo espectáculo para generar un viaje. Un viaje por las emociones humanas a través de este elemento que gira, da saltos y se enreda, como nuestras historias.


Gùshi significa historias en idioma Chino. Respiramos historias. Las historias son vida, son tiempo. El tiempo es relativo... relativo a su historia.


¿Por qué contar historias con palabras, si se puede contar con diábolos?


Gùshi es una fábula circense. Una propuesta poética e intensa. Un espectáculo para toda la familia.

foto_chica
foto_chica
foto_chica
Top